Conéctate con nosotros

Hong Kong quiere convertirse en el nuevo turismo de lujo

Turismo

Hong Kong quiere convertirse en el nuevo turismo de lujo

Hong Kong quiere convertirse en el nuevo turismo de lujo

HONG KONG.- Hubo un tiempo en el que Hong Kong era el mayor centro comercial del lujo de Asia. Las estrictas medidas de contención establecidas durante la pandemia hicieron que su interés cayera en picado y la economía local se resintió.

El gobierno local ha iniciado un paquete de medidas de promoción comercial de Hong Kong, pero en lugar de echar mano de los habituales influencers locales, ha pedido ayuda a una de las familias más ricas de Asia para atraer de nuevo el comercio del lujo.

Hong Kong en la cuerda floja. Los estrictos controles sanitarios derivados de la política de tolerancia cero con la COVID-19, ahogaron la economía local. Según datos publicados por Bloomberg, en 2023 solo se ha recuperado el 37% de las visitas de turistas con respecto a los niveles previos a la pandemia, en comparación al 57% de recuperación que ha tenido el vecino cantón de Macao.

Los Cheng: millonarios y ahora, influencers. La familia Cheng es una de las sagas más ricas del sudeste asiático. El patriarca del clan, Henry Cheng atesora una fortuna estimada de 21.600 millones de dólares según Bloomberg.

El origen de su fortuna es diverso, pero su mayor porcentaje proviene de una lucrativa cadena de joyerías Chow Tai que se remonta un par de generaciones atrás en la familia Cheng, y al negocio inmobiliario con el Rosewood Hotel Group como buque insignia en el sector hotelero y New World Development para grandes centros comerciales. Henry Cheng comparte liderazgo con su hijo Adrian y su hija Sonia, que ocupan cargos directivos en ambas ramas del negocio familiar.

Benidorm para millonarios. Desde hace algunos meses, el gobierno de Hong Kong ha involucrado a los hoteleros, propietarios de grandes centros comerciales y empresarios del ocio en la promoción de la zona como destino turístico atractivo y de calidad, ofreciendo vuelos y bebidas gratis, mercadillos nocturnos.

Ni cortos ni perezosos, la familia Cheng se han puesto en primera línea incentivando personalmente la vuelta de turistas (preferentemente adinerados), para animar las ventas en sus centros comerciales y hoteles. Una de las medidas: organizar el primer desfile de Pharrell Williams como diseñador para Louis Vuitton en Hong Kong.

Bernard Arnauld necesita vender en Asia. La fortuna de Bernard Arnauld ha sufrido algunos reveses en los últimos meses a cuenta de una previsión a la baja en las ventas de las marcas de productos de lujo bajo el paraguas de su holding LVMH. Por ello, el magnate francés del lujo no se ha podido resistir a la llamada de la familia Cheng para apoyar su campaña en Hong Kong.

Para atraer al público asiático hacia sus productos de lujo, el empresario francés se ha sacado un as de la manga, presentando en exclusiva la nueva colección de hombre del cantante Pharrell Williams, ahora convertido en diseñador para la marca Louis Vuitton.

El nuevo paseo de la fama en Hong Kong necesita celebrities. El desfile, como no puede ser de otro modo, se celebrará en uno de los desarrollos urbanísticos de New World Development dirigida por Adrian Cheng.

La nueva zona se ha planteado como una nueva fachada para la bahía de Hong Kong siguiendo el modelo del paseo de la fama de Hollywood, que recorre todo el puerto Victoria salpicado por las huellas de figuras famosas de Asia. Pero si algo necesita el paseo de la fama para ser tal, son famosos. Por eso, el evento de Louis Vuitton y el recién estrenado diseñador Pharrell Williams, van a servir como reclamo para atraer a celebrities como Beyoncé, Kim Kardashian, Rihanna o Lewis Hamilton que acostumbran a acudir a los desfiles de la marca de lujo, y servir de escaparate para que Hong Kong recupere su brillo.

Haz Click para Comentar

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Turismo

To Top