• 21/05/2024
  • Cancún, Quintana Roo, México

Caos por cierre de basureros en Jalisco por falta de espacio

Caos por cierre de basureros en Jalisco por falta de espacio

JALISCO , – El cierre casi total del basurero ubicado en la comunidad Matatlán del municipio de Tonalá, y el poco espacio para trabajar en el de Picachos, en Zapopan, afecta a unos cuatro mil pepenadores que ante la incertidumbre en cuanto a continuar con su trabajo, y las vanas promesas de apoyarlos que les han hecho autoridades de municipios metropolitanos y del gobierno estatal, se plantaron en la Plaza de Armas de Guadalajara la mañana de este jueves, con apoyo del sindicato de choferes de camiones recolectores de basura.

Contingentes de pepenadores llegaron al centro de esta capital antes del mediodía, y cerca de las tres de la tarde cerraron la calle Corona, frente al palacio de gobierno, y la avenida Hidalgo, utilizando unidades de recolección de desechos de la empresa Caabsa Eagle.

El basurero de Matatlán cerró al 95 por ciento el sábado anterior, por haberse agotado su espacio disponible para residuos, lo que limitó el trabajo de pepena, y muchos de quienes se dedican a esa labor decidieron acudir a Picachos, lugar sin capacidad para recibir a todos los recolectores de desperdicios.

Los cierres de Matatlán y de otro vertedero conocido como Laureles estaban previstos desde 2020. Los pepenadores que laboraban en ellos pidieron que se construyera un centro de disposición final de desechos, y aunque durante 2021 se realizaron diversas reuniones con autoridades, éstas no pasaron de promesas al no encontrar un sitio idóneo para hacer un basurero metropolitano, que pueda servir a los nueve municipios conurbados a Guadalajara.

Para las 19 horas de este jueves, ningún funcionario estatal –empezando por el gobernador Enrique Alfaro, emanado del partido Movimiento Ciudadano— había atendido a los manifestantes, pese a los cierres viales.

La secretaria del Sindicato de Pepenadores de Jalisco, Araceli Batres, dijo que sus agremiados permanecerán en plantón hasta que sean recibidos por representantes gubernamentales, con la intención de lograr acuerdos con los ayuntamientos, el gobierno estatal y la concesionaria Caabsa, para dar una solución que permita reanudar las labores de su gremio.

El presidente de la asociación civil del basurero de Matatlán, Andrés Gaona, dijo a su vez que pese al tiempo que hubo para evitar la saturación de vertederos, el gobierno estatal no previó qué haría luego de cerrar el lugar. “Ya no queremos que el gobernador solo nos diga que nos va a ayudar, lo que nos urge es trabajar y ganarnos el sustento”, afirmó.

En octubre anterior los pepenadores también se manifestaron, igualmente respaldo de choferes de Caabsa, quienes entonces como ahora señalaron que debe ser prioritario que el vertedero metropolitano que se construya no esté muy alejado de la ciudad, pues les tomaría más de dos horas para ir y regresar del confinamiento que se pretende erigir en Ixtlahuacán de los Membrillos.

Tras esa manifestación se instaló una mesa de diálogo, y a principios de noviembre anterior se firmó un acuerdo en el cual los gobiernos municipales de Guadalajara, El Salto y Tonalá colaborarían para habilitar un centro de transferencia en la zona oriente de esta capital, y de ahí llevarse la basura al vertedero que aún no se ha edificado.

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *