• 12/06/2024
  • Cancún, Quintana Roo, México

Oaxaca lamenta la caída de su Laurel de 155 años

Oaxaca lamenta la caída de su Laurel de 155 años

Artistas, científicos, ambientalistas y ciudadanía de la ciudad de Oaxaca lamentó la caída del emblemático laurel del Zócalo de la capital del estado, luego de las torrenciales lluvias y fuertes vientos que se presentaron el martes en la zona.

“Es el más doloroso, por el volúmen del árbol”, señaló la noche del martes Rodolfo Brena, de Protección Civil local, al hablar de los nueve árboles que cayeron a causa de las intensidad de las lluvias.

El laurel del Zócalo tenía un lugar especial en el corazón de la ciudadanía oaxaqueña, ya que además de brindar su gran sombra a los paseantes, también era el principal protagonista de los Conciertos bajo el laurel y los Miércoles de Danzón, actividades que por décadas se llevaron a cabo bajo sus copas.

“Los ciclos se terminan, tarde que temprano. Un escenario que pise como cantante y directora coral. Hasta siempre Laurel de los amores de Oaxaca”, escribió la soprano Maribel Sánchez en su cuenta de Twitter.

Con una edad estimada superior a los 100 años, el Laurel de la India (Ficus retusa) tenía una altura de 35 metros, con un diámetro de su tronco de 3.78 metros y su copa alcanzaba los 36.65 metros, de acuerdo con la Secretaría del Medio Ambiente, Energías y Desarrollo Sustentable (Semaedeso).

El geólogo Sergio Almazán también lamentó el colapso del laurel, luego de la tormenta que se presentó en la ciudad; de la misma manera, decenas de ciudadanas y ciudadanos expresaron su tristeza por la caída del árbol, cuya presencia formaba parte importante de la imagen urbana de la capital de Oaxaca.

En un reporte emitido este miércoles, la institución informó que entre el 20 y 22 de septiembre de 2020, el gobierno del estado en conjunto con instancias municipales, el Cuerpo de Bomberos y la Asociación Mexicana de Arboricultura (AMA) realizaron trabajos técnicos de atención al arbolado urbano del Zócalo.

“Entre las labores realizadas, el 20 de septiembre se suprimieron algunas ramas deficientes para lograr un equilibrio del ejemplar, estas ramas fueron analizadas una por una para determinar su manejo y se retiró un porcentaje menor al 30% de copa verde para no dañar la capacidad fotosintética y las demás funciones de la copa como respiración y transpiración”, relató.

No obstante, integrantes del Colectivo de Organizaciones Ambientales de Oaxaca (COAO) afirmaron este miércoles que el deterioro del árbol se remonta al año 2006, cuando fue remodelado el Zócalo de la ciudad, durante la administración de Ulises Ruiz Ortiz.

“Con todas las obras que se hicieron, estaban predestinando a ese árbol histórico a caer. Asimismo, muchos otros sufrieron deterioro por los daños que sufrió la raíz de los árboles, ante la siembra de plantas de temporada”, declararon frente a los restos del gigante.

En seguimiento al desplome del emblemático laurel, sembrado en 1867, de acuerdo con el COAO, este día el Semaedeso realizó un segundo recorrido para generar una opinión técnica sobre las afectaciones a los árboles aledaños, el riesgo que estos pudieran representar para la población y la futura toma de decisiones coordinada con las instancias correspondientes.

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *