• 25/06/2024
  • Cancún, Quintana Roo, México

Escasez de agua en Nuevo León pone presión política

Escasez de agua en Nuevo León pone presión política

La crisis de agua que se ha vivido en Nuevo León desde principios de este 2022 se ha convertido en una presión política extra para la actual administración que encabeza Samuel García.

La oposición local y nacional ha ocupado las recientes declaraciones del Ejecutivo local, en las que se deslindó de la responsabilidad del abasto y aclaró que es una tarea competente de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), para cuestionar las formas de actuar del gobierno estatal.

La diputada local del PRI, Karina Barrón criticó la respuesta del gobernador y señaló que se necesitan soluciones ante la severa escasez que vive el estado. La legisladora recordó que, en su momento, García se opuso al Plan Hidráulico Monterrey VI con el que se pretendía abastecer de agua la capital mediante el río Pánuco.

Por su parte, la secretaria general de Morena, Citlalli Hernández indicó que en Nuevo León se deslindó de sus responsables y “abandonan a la gente”.

“Su respuesta se escucha como más preocupado por los insultos, por su imagen que por que realmente gestionar las cuestiones del estado. Se siente lejano, incluso su tono de voz se oye muy lejano de la ciudadanía no creo que le ayude mucho”, comentó Ivonne Acuña Murillo, académica de la Universidad Iberoamericana.

La analista política indicó que la ciudadanía no tiene los mismos elementos para discernir qué labores le tocan a cada ente. “Entonces si la gente votó por un gobernador espera que resuelva los temas cotidianos y el agua es uno de ellos”.

Afirmó que es probable que esta situación, junto a los casos de feminicidios recientes en la entidad repercuta en una posible aspiración a ser candidato presidencial al interior de Movimiento Ciudadano, partido con el que ganó el Ejecutivo local.

Almacenamiento
De acuerdo con el último reporte del Sistema Nacional de Información del Agua Monitoreo de las Principales Presas de México, el nivel actual de las cuatro presas del estado se encuentra en 679.8 hectómetros cúbicos (hm³), mientras que al inicio del año era de 1,481.6, es decir una disminución de 54.1 por ciento.

Con lo que se refiere a la situación de las dos presas que surten agua a la zona metropolitana de Nuevo León, el reporte estableció que La Boca tiene un almacenamiento de 2.9 (hm3), mientras que para el 1 de enero de este año era de 14.8, en otras palabras se registró una baja de 80.4 por ciento.

En el caso del embalse llamado Cerro Prieto para el primer día de este año tenía un almacenamiento de 31.81 (hm3) y para el 12 de junio del 2022 fue 6.54, lo anterior indicó una reducción de 79.4 por ciento.

En el país, de acuerdo con la sesión semanal del Comité Técnico de Operación de Obras Hidráulicas (CTOOH), de las 210 grandes presas que se tienen registradas, ninguna se encuentra a 100% de su llenado.

De este total, 26 se encuentran entre 75 y 100% de su nivel con 4,349.81 millones metros cúbicos (Mm3), 64, entre 50 y 75%, con 34,008.99 Mm3 y 118 tienen menos de 50%, con 16,427.25 Mm3.

El gobierno de la entidad presentó el plan “Agua para Todos” el 16 de marzo pasado, en el cual se estableció que de las siete zonas de la metrópoli tendrá una reducción de presión del suministro.

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *