• 19/04/2024
  • Cancún, Quintana Roo, México

Lakers rozando su final

Lakers rozando su final

Despropósito final en un partido luchado. La mala imagen de los Lakers acompaña el hecho de que están rozando la eliminación. Jokic, decisivo: 38+18.

Se va terminando la tortura para los Lakers. Pero no porque vayan saliendo de su bache, sino porque el camino es el que se acaba.

La temporada va tocando a su final y los angelinos, salvo milagro, no van a pasar a la siguiente fase. Una derrota, además en su hogar, para despegarse todavía más del décimo puesto que ocupan los Spurs es lo que tocaba este domingo en el Crypto Arena de Los Ángeles.

La jornada empezó con una mala noticia y continuó con otro partido de los que no se deben quedar más de unas horas en la memoria de los aficionados de la franquicia: LeBron James no jugó por molestias en su tobillo. Le tocó dominar a Davis y se quedó a la mitad, ya que en el primer cuarto se hizo daño en el pie derecho y estuvo cojeando el resto del encuentro.

A medio gas no se puede cuando te enfrentas, además, al MVP de la NBA, que pasó de estar cohibido por las faltas a terminar con 38 puntos y 18 rebotes en su hoja de estadísticas. De principio a fin no era el día de los Lakers y eso ya no es una opción si quieren agarrarse a este curso.

Los Nuggets prevalecieron en este duelo. 118-129 fue el marcador con el que se cerró el mismo. Gordon (24) aplacó la falta del mejor Jokic en la primera mitad y Barton (25) anotó los balones como si asestara puñaladas en una segunda parte en la que Denver fue claramente mejor. Con ello dejan el play-in casi imposible para los Lakers.

Si ponemos las cuentas en la mesa, los Lakers se pueden echar a llorar. Necesitan superar por una victoria a los Spurs en la clasificación y ahora mismo están dos por debajo. El calendario de los de Popovich después de la jornada de hoy es complicado -Nuggets, Timberwolves, Warriors, Mavericks- pero el de los Lakers tampoco es un camino de rosas: Phoenix, donde podrían ya despedirse de toda opción, Golden State y Oklahoma City y acabando en Denver, en este mismo enfrentamiento pero siendo visitante. Y la remontada tiene que ser con tres de diferencia. Parece una cuestión cercana a lo imposible. El final del camino no tiene recompensa para el equipo que Vogel lleva entrenando casi tres años.

Mala suerte o no, porque Anthony Davis se quejaba de ello tras el partido, los Lakers estuvieron finos ante un equipo trabajado a lo largo del tiempo y fallaron, de nuevo, en la franja decisiva. Algo endémico ya en este equipo. El ‘3’ de los locales se hizo daño en el pie en el primer cuarto y estuvo los otros tres yendo a atacar y defender andando porque no podía correr. Y el esfuerzo hay que aplaudírselo: 28 puntos, 9 rebotes y 8 asistencias para él. El problema es que los Nuggets se dieron cuenta de que ahí había una vía de agua y lo penalizaron.

Jokic estuvo retenido en la primera mitad, en la que se tuvo que ir al banquillo antes de tiempo por exceso de faltas, y en la segunda atacó y atacó a los pívots rivales para sacar el mayor rendimiento posible a sus cualidades. Un MVP de la NBA sólo está dormido un rato.

Otro que lo es y que sí lo está pasando mal es Russell Westbrook. Y también realizó un buen partido: 27 puntos, 10 rebotes y 7 asistencias. Pero se marchó, siendo jugador de campo, antes de que acabara el encuentro en un feo gesto a propios y extraños. Porque las cosas no salen. Al nulo efecto de Howard en defensa y formando pareja con Davis se sumaron errores de bulto de Monk, aportación escasa de secundarios como Augustin, Johnson o Gabriel y que Vogel no abrió más la rotación. En Denver destacó, además de los antes mencionados, un Cousins que conocía bien esos aros y un combativo Reed. Porque ahí sí que hay equipo.

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *