• 21/05/2024
  • Cancún, Quintana Roo, México

Acciones de armamento se elevaron ante el conflicto Rusia-Ucrania

Acciones de armamento se elevaron ante el conflicto Rusia-Ucrania

El conflicto en Ucrania aumentará la demanda por tecnología militar y armas, y los inversionistas están apostando por las empresas que se dedican a esa industria.

“A partir de ahora, año tras año, invertiremos más del 2% de nuestro Producto Interior Bruto en nuestra defensa”. Estas palabras del canciller alemán Olaf Scholz marcaron un histórico cambio en la política de defensa de Alemania, tras la invasión de Rusia a Ucrania.

Pero Alemania no es el único en abogar por superar el límite de gasto de 2% del PIB en el presupuesto militar.

Países europeos como Reino Unido, Francia y Suecia probablemente destinarán más recursos en defensa, lo que crea grandes oportunidades para los fabricantes de armamento y equipo militar.

Las expectativas de este mayor gasto en las fuerzas militares se refleja en alzas de algunas de las acciones de las principales empresas de la industria de defensa y aeroespacial. Desde un día previo a la invasión de Rusia a Ucrania, el 23 de febrero pasado, hasta el 1 de marzo, el precio del fondo Fidelity Select Defense & Aerospace Portfolio, que agrupa a empresas de la industria de defensa y aeroespacial, se elevó 8.9%.

Otra de las grandes ganadoras en el mercado de valores europeo es la alemana Rheinmetall, con sus acciones marcando un alza récord de 68%. Los inversionistas también se volcaron sobre las acciones de las firmas estadounidenses Lockheed Martin y Northrop Grumman.

Los fondos cotizados (ETFs) que agrupan a firmas de la industria armamentista también subieron: el iShares US Aerospace & Defense ETF subió 9% en el mismo periodo.

“Lo que me parece más impactante es la oportunidad a medio y largo plazos que existe en un entorno de aumento del presupuesto de defensa, tanto en Estados Unidos como en Europa”, reconoció David Keffer, director financiero de Northrop Grumman, en una conferencia organizada por la institución financiera JP Morgan.

“Creemos que eso incluirá oportunidades para que identifiquemos y persigamos ese apoyo a varios países de la Unión Europea”, añadió.

En los últimos años con el impulso de las inversiones sostenibles, las acciones de las empresas relacionadas con la industria armamentista habían estado bajo presión y algunos gestores de activos las habían dejado fuera de sus portafolios de inversión. Sin embargo, a raíz de la guerra en Ucrania, los bancos y fondos de inversión comenzaron a reconsiderar sus posiciones frente a la posibilidad de grandes retornos.

Las compañías en esta industria son beneficiadas directamente con la escalada en el conflicto en Europa. Una muestra de esto es que los países de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) se han comprometido a proveer a Ucrania de misiles Stinger y Javelin, fabricados por las firmas Lockheed y Raytheon.

“Esto significa que las empresas que producen tecnología militar y armas probablemente verán un aumento significativo de la demanda a lo largo de los próximos meses”, comentó Samuel O’Brient, analista en la firma especializada Investor Place, en un reporte.

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *